PublicacionesTDAH

Abuso de medicamentos de prescripción para TDAH.

Por 10 diciembre 2020 Sin comentarios
Los fármacos para TDAH se toman como si fueran golosinas

El abuso de adolescentes y jóvenes es muy común, especialmente de aquellos que tomaron en la infancia fármacos para el TDAH.

Como profesional de la salud experta en tratamiento natural del TDAH y farmacéutica con 9 años de experiencia detrás del mostrador de la farmacia en Barcelona, me gustaría hablaros de un problema muy común que nos solemos encontrar los farmacéuticos en nuestro día a día: el abuso de medicamentos. Estamos hartos de ver como nos intentan colar RECETAS FALSAS para intentar conseguir medicamentos a los que están enganchados, o bien con los que quieren tener experiencias recreativas (si, si, hay gente que piensa que los fármacos son chucherías o paletas!!)

Según mi experiencia, podría agrupar los medicamentos que nos traen de cabeza por abuso en las farmacias en tres grandes grupos:

  • Benzodiacepinas (diazepam, lorazepam, lormetazepam etc.): Son medicamentos ansiolíticos, que se suelen usar para tratar desequilibrios emocionales, contracturas musculares y también para dormir. Yo me he encontrado abuso de estos mayoritariamente entre la gente mayor.
  • Analgésicos opiáceos (tramadol, codeína, morfina, fentanilo, metadona, etc.):Son derivados del opio o adormidera (papaver somníferum). La mayoría se usan para tratar el dolor, excepto la codeína que es un antitusivo. Hay gente de todas las edades adicta a estos medicamentos ya que provocan una sensación de relajación y bienestar. La codeína se empezó a controlar estrictamente hace relativamente pocos años mediante receta porque se detectó un abuso entre los jóvenes para uso recreativo. Además, esto estuvo muy de moda y hubo desenlaces fatales.
  • Estimulantes (principios activos de principal abuso: metilfenidato y lisdexanfetamina, que los encontramos en las marcas Concerta, Aradix, Methylin, Ritalin, Ritalina, Ritrocel, Rubifen, Equasym, Medicebran, Medikinet, Elvanse, Vyvanse, Venvanse, etc ). Éstos son los que se usan para TDA/H, y por esta razón os voy a explicar un poco más.

            Dentro de estos medicamentos estimulantes, hay dos grandes grupos:

  • Los que contienen metilfenidato: estos fármacos son parientes de las anfetaminas, pero solo son análogos estructurales, es decir son moléculas parecidas a la anfetamina pero tienen otro mecanismo de acción.
  • Los que contienen lisdexanfetamina o dextroanfetamina: son directamente de la misma familia de fármacos que las anfetaminas y por tanto actúan de una forma muy parecida dentro del cuerpo humano.

Si tenéis curiosidad, podéis preguntar a cualquier farmacéutico cuantas veces se la han intentado colar con una receta de Rubifen de 20mg fotocopiada. Otras con una receta verdadera pero que lleva el nombre de un médico que no existe con un número de colegiado inventado.  Hay personas que optan por inventar pedazo de mentiras  para conseguir su »droga». ¡¡ Os sorprenderá la cantidad de triquiñuelas y artimañas de las que hemos de estar alerta los farmacéuticos!! Estos hechos claramente indican que hay un gran problema de adicciones y abuso de medicamentos. El abuso en este último grupo de fármacos, los estimulantes, se da mayoritariamente entre gente joven.

He hecho una pequeña revisión de artículos científicos y información que he podido encontrar sobre este tema, os cuento en las siguientes líneas…

¿PORQUÉ SE ABUSA?

Algunos motivos que explican que los jóvenes tomen este medicamento cuando no deben, o tomen más cantidad de la necesaria serían los siguientes:

  • Les ayuda a mantenerse despiertos: este efecto se busca tanto para estudiar por las noches, como para irse de fiesta durante días.
  • Les da sensación de euforia: este efecto se suele buscar para mejorar el estado de ánimo y las relaciones sociales. Se sienten más energéticos y abiertos con los demás. Es típico en gente con estados de ánimo decaídos, ligeramente depresivos, gente con fobias sociales o simplemente personas muy introvertidas.
  • Han generado dependencia psicológica: esto ocurre en personas que han tomado este medicamento durante tiempos prolongados. En cuanto se les retira la prescripción, se encuentran mal. Surge una especie de ‘’efecto rebote’’ es decir, la persona se siente peor que antes de recibir el tratamiento y decide seguir tomándolo por su cuenta para mantener el mismo efecto y suplir esa dificultad o sensación desagradable que se ha encontrado al dejar el tratamiento.

El abuso de fármacos para TDAH aumenta en los adolescentes

Os  pongo aquí un artículo interesante publicado en la revista científica Elsevier, y a continuación os hago una pequeño resumen del mismo.

Este estudio concluye que el abuso de los medicamentos de prescripción para el TDAH por los adolescentes está aumentando al mismo ritmo que las prescripciones de estos medicamentos.

Se pidieron datos a la American Association of Poison Control Center ‘’Centro de control de la asociación americana de intoxicaciones’’ (AAPCC)  para encontrar casos de exposición de adolescentes a medicamentos de prescripción contra el TDAH que cumplieran los siguientes criterios:

En el AAPCC buscamos los casos relacionados con personas de 13 a 19 años de edad, entre 1998-2005, en los que la razón fue el abuso o el mal uso intencionado y la sustancia fue un medicamento de prescripción utilizado en el tratamiento del TDAH. Para la comparación de la tendencia buscamos datos del número total de exposiciones. Además, utilizamos los datos de ventas de medicamentos contra el TDAH en adolescentes y preadolescentes. Las llamadas relacionadas con víctimas adolescentes del abuso de medicamentos contra el TDAH aumentaron en un 76% durante ese periodo de tiempo, lo que es muy superior al de las llamadas de víctimas del abuso de sustancias en general, y también al del abuso de sustancias por los adolescentes. La tasa anual de exposiciones totales y entre los adolescentes aumentó en un 133% en los productos anfetamínicos, el 52% en los productos con metilfenidato y el 80% en los dos juntos.

En conjunto, el 42% de estos adolescentes experimentó efectos moderados, efectos mayores o muerte. La proporción de estos casos clínicamente significativos aumentó con el tiempo del 30% al 43%. Los efectos moderados, los efectos mayores y la muerte fueron significativamente más frecuentes en los informes relacionados con anfetamina/dextroanfetamina, comparados con los relacionados con metilfenidato (45% frente al 37%; p < 0,001).

Las exposiciones a anfetamina aumentaron con mayor rapidez que las ventas de este fármaco. Por el contrario, las llamadas por metilfenidato disminuyeron pese al aumento de ventas. Las exposiciones a anfetamina fueron clasificadas como moderadas o graves con mayor frecuencia que las exposiciones a metilfenidato (45% frente a 37%).

El uso y el abuso, un riesgo para la salud

De todos estos datos y de mi experiencia tras el mostrador de la farmacia, la conclusión que yo saco es que hay un problema de salud pública a abordar con estos con medicamentos. Creo que se debería dar mucha más información a las familias con algún miembro medicado con estos fármacos, y que sean conscientes de los riesgos derivados tanto de su USO, como de su ABUSO.

Mi consejo a los padres de hijos medicados para TDAH, sería: que sigan muy de cerca el uso que se da de estos fármacos, y que los sujetos medicados nunca dispongan de estas sustancias a su alcance. Es decir, que sea un miembro de la familia el que les suministra estos fármacos y supervise el tratamiento de manera estricta.

Por último, como experta en el tratamiento natural del TDAH y visto lo visto en mi trabajo como farmacéutica, mi recomendación personal es utilizar los fármacos como último recurso. Las ciencias naturopáticas ofrecen un abanico de posibilidades de tratamiento efectivas enorme, y con muchos menos riesgos. Además, tal y como venimos haciendo en nuestra consulta desde hace más de una década, si arreglamos las causas que originan el TDAH a nivel biológico, los fármacos para el TDAH, llega un momento en el cual ya no son necesarios.

Sandra Pitarch

Experta en el tratamiento natural del TDA/H con el Método Katia Dolle

www.katiadolle.com

Katia Dolle

Katia Dolle

Centro Katia Dolle S.L. Centro internacional de Investigación, formación y programas de salud y neurodesarrollo para TEA/TGD y TDAH según el Método Katia Dolle, basado en ciencia naturopática.

Deja una respuesta