PublicacionesTDAH

Como optimizar el neurodesarrollo y crear Little Einsteins

Por 23 diciembre 2020 Sin comentarios

Porque no solo heredamos los genes…

 

Todos sabemos de sobra que nuestros hijos van a heredar nuestro material genético, el 50% de genes de la madre, y el otro 50% del padre. A la combinación de genes que hemos heredado se le denomina genotipo, mientras que el fenotipo es la cara visible de la expresión de esos genes, y depende de la interacción de la genética con el ambiente.

En resumen: fenotipo = genotipo + ambiente.

Dicho esto:

¿Sabias que además de los genes, el hijo hereda otros factores biológicos que determinarán su condición física, mental e intelectual, y como es lógico esta herencia ocurrirá mayormente de la madre? Y lo más importante ¿Sabes que los puedes modificar conscientemente y así condicionar la salud de tu pequeño desde el embarazo, e incluso antes? Pues si no lo sabias, ahora te lo explicamos:

Desde el momento en el que empieza la gestación es determinante el estado de salud de la madre, y entendemos salud no solamente como ausencia de enfermedad, sino como el equilibrio general del organismo y la optimización de las funciones bioquímicas y celulares.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA OPTIMIZAR EL NEURODESARROLLO DEL BEBÉ, DESDE EL EMBARAZO Y PRIMERA INFANCIA?

En este post, vamos a hablar de los factores que condicionarán el neurodesarrollo del niño en el vientre de la madre, y de como los podemos modular para que el niño tenga una salud mental óptima dentro de sus posibilidades genéticas.

La flora bacteriana y el neurodesarrollo óptimo

En primer lugar, hablaremos de la flora bacteriana: ésta condiciona de manera determinante nuestra salud, sus funciones más conocidas son la de regular el sistema inmune y el digestivo, otra no tan conocida pero no menos importante es su afectación sobre el sistema nervioso y los neurotransmisores. Cuando un niño nace, éste no posee de flora bacteriana propia (existe cierta controversia a nivel científico al respecto de la esterilidad de la placenta: hay teorías recientes que sugieren que en la placenta ya habitan bacterias beneficiosas que empiezan a colonizar al feto desde antes de su nacimiento, pero también los hay que defienden que la placenta es un lugar estéril, y esta última premisa estaba establecida como un dogma en la comunidad científica hasta hace unos años). De todas formas, es en el momento del parto cuando el bebé empieza a adquirir y establecer su propia flora bacteriana de manera importante. Esto sucede principalmente a través del canal vaginal de la madre, también a través de su piel y mucosas, y en menor medida, a través de las bacterias de entorno (otras personas, ambiente, animales, etc.). En caso de parto por cesárea, al no haber contacto con la vagina materna, la transmisión madre-hijo será diferente, pero igualmente la más importante. Es muy frecuente que las madres embarazadas tengan infecciones vaginales por cándidas, vaginitis bacterianas y también infecciones de orina… o simplemente desequilibrios entre la flora beneficiosa y la perjudicial que nuestro hijo puede heredar, y desencadenar entre otros, en problemas mentales. Un exceso de cándidas en el intestino del bebé, provocará un exceso de metabolitos tóxicos para el cerebro, tales como el acetaldehido, ácido tartárico, etc. que pueden producir desde letargo mental hasta disminución del coeficiente intelectual general.

La nutrición y su implicación en el correcto neurodesarrollo

Otro de los factores importantes para un correcto neurodesarrollo es el estado nutricional de la madre. Normalmente, a las embarazadas se les recomienda tomar multivitamínicos genéricos, es decir, para todas el mismo. En este caso y desde nuestro punto de vista, consideramos que es mejor tomar todos los nutrientes a través de los alimentos, y sólo tomar suplementos en casos puntuales de alteración de la salud, porque tomar un suplemento cuando no se necesita puede ser tan perjudicial como no tomarlo cuando se necesita. Además, cada mujer requiere de una dieta y de unos aportes específicos en función de sus hábitos, estilo de vida, cultura, etc. De especial importancia en el neurodesarrollo es proporcionar un aporte de ácidos grasos esenciales óptimo y equilibrado, también hay que proporcionar precursores de los neurotransmisores, como por ejemplo vitaminas y minerales que actúan como cofactores en la síntesis de éstos, etc.

Como afectan las intolerancias alimenticias en el neurodesarrollo

La siguiente cuestión a tener en cuenta son las intolerancias alimentarias. Factores como estrés, el consumo de ciertos fármacos, alteraciones en la flora intestinal, déficits enzimáticos o digestivos, intestino excesivamente permeable, etc. pueden generar que nuestro cuerpo reaccione mal frente a la ingesta de ciertos alimentos. Generalmente se asocian las intolerancias con consecuencias digestiva (diarreas, hinchazón abdominal, etc.), pero el daño que ocasionan éstas no es exclusivamente a nivel intestinal y tampoco siempre es una reacción inmediata. Las intolerancias pueden generar también asma, rinitis, fatiga crónica, fibromialgia, TDAH, depresión, dermatitis, etc. se tiene que tener en cuenta el estado de salud de la madre, y en caso de tener alguna alteración de salud de causa no conocida, hay que descartar que ésta venga dada por la intolerancia a algún alimento, porque las sustancias que el cuerpo no metabolice bien y le resulten agresivas, van a desencadenar una serie de alteraciones inmunitarias y metabólicas que pueden condicionar la salud del futuro bebé.

Intoxicación cerebral por metales pesados y neurodesarrollo

Otro problema que puede afectar al desarrollo intelectual del niño, es la intoxicación por metales pesados. Sobre este tema no podemos actuar en el embarazo puesto que una movilización de toxinas en este momento podría ser muy dañina para el feto. El análisis y tratamiento de estas sustancias debe ser o bien antes del embarazo, o bien una vez el niño ya ha nacido y sus órganos hayan madurado hasta un cierto punto y tengan la capacidad metabólica de eliminar estos metales y detoxificar el organismo adecuadamente.

Son muchos los factores biológicos NO genéticos que se transmiten de madre a hijo. Las habilidades y capacidades mentales y también las conductuales, son muy difícilmente detectables mientras el niño es un bebé, normalmente no es hasta a partir de los 3 años en las mas graves, y hasta a partir de los 5 o 6 en otras mas leves como por ejemplo TDAH, que esto se empieza a detectar por parte de profesionales y padres.

Dicho esto, comentar que hoy en día tenemos los conocimientos científicos y la tecnología analítica adecuados para prevenir muchos de los perjuicios que puedan venir ocasionados por los factores anteriormente citados. Si quieres brindarle a tu hijo este privilegio, y optimizar la expresión de su fenotipo a nivel mental e intelectual, puedes contar con nuestro plan de salud para embarazadas »little Einstein» , en el que te guiaremos en el proceso de nutrición y salud para optimizar en neurodesarrollo del pequeño que llevas en el vientre con terapias naturales.

Por último me gustaría comentar que esto que os explico no es ningún descubrimiento nuevo, todos conocemos la famosa cita latina de «Mens sana in corpore sano» que pertenece a las sátiras de Juvenal del siglo II d.C (aunque se atribuye a los griegos, esto es incierto). Ya en esa época se daba mucha más importancia que ahora a la prevención en el ámbito de la salud, se incida en el cuidado de la salud física a través de la dieta y el ejercicio, y al cuidado de la salud mental a través de la suma del cuidado de salud física y la espiritualidad. En las épocas que corren ahora, donde para muchos la belleza física es más importante que la salud, la espiritualidad brilla por su ausencia, y los problemas de salud mental son más frecuentes que nunca, os dejaré una frase más actual, de autor anónimo y proveniente del arte urbano, que veo muy acertada para nuestra época: LA BELLEZA ES TU CABEZA.

Sandra Pitarch

Naturópata, farmacéutica y especialista en el tratamiento natural del TDAH

Centro Katia Dolle

www.katiadolle.com

Katia Dolle

Katia Dolle

Centro Katia Dolle S.L. Centro internacional de Investigación, formación y programas de salud y neurodesarrollo para TEA/TGD y TDAH según el Método Katia Dolle, basado en ciencia naturopática.

Deja una respuesta