Especial niños adoptados

Niños con SAF y problemas de neurodesarrollo

Llevamos más de una década ayudando a niños adoptados

En nuestro centro atendemos a los niños adoptados desde la naturopatia, alimentación, psicología y diversas técnicas para el neurodesarrollo, según el Método Katia Dolle. Este método se ha mostrado altamente efectivo incluso en casos severos del neurodesarrollo. Creemos en el potencial del niño y en su capacidad de neuroregeneración.

Más amor, más salud.

Niños adoptados y TDA/H

Llevamos muchos años atendiendo casos de niños adoptados, a los que ayudamos a mejorar en su salud tanto física, emocional como mental. Según nuestra experiencia, muchos niños adoptados han pasado serias desnutriciones los primeros años de vida. Esto provoca que no haya cantidades suficientes de cofactores para sintetizar neurotransmisores, y tengan por ese motivo niveles de serotonina bajos, noradrenalina o dopamina. Por este motivo muchos de estos niños son muy impulsivos y no se concentran. La mala alimentación los primeros años de vida, el estrés, el abandono y la falta de estímulos, repercuten en el neurodesarrollo del niño.

Suelen presentar problemas de adaptación al estrés, ansiedad desde leve a generalizada, muchos miedos, apego emocional y trastornos del ánimo. Ayudarlos desde su biología los ayuda a estabilizarlos, centrarlos y calmarlos. Muchos de estos niños tienen afectado el sistema inmune, siendo propensos a las dermatitis atópicas y las alergias, factores biológicos que también influyen en la capacidad de concentración. Otros tienen Síndrome Alcohólico Fetal en diversos grados, generalmente porque la madre biológica no contaba con quedar embarazada. El SAF se origina en el primer trimestre.

Cuales son las características de un niño con SAF

Cuando la madre bebe alcohol durante el embarazo, este será tan extremadamente tóxico que además de impedir la correcta formación de neuronas, también producirá cambios morfológicos característicos.

Cambios faciales
  • Aplanamiento del espacio entre nariz y labio superior
  • Labio superior fino
  • Nariz corta
  • Epicantos de los ojos con pliegues
Retraso en crecimiento
  • Talla baja
  • Bajo peso
Cambios craneales
  • Frente estrecha
  • Cabeza pequeña
Lesiones físicas
  • Daño cerebral
  • Lesión de las neuronas
  • Problemas cardíacos

Características cognitivas del niño con SAF

El Síndrome alcohólico fetal es un trastorno del desarrollo causado por la exposición del feto al alcohol durante el embarazo. Este Síndrome comparte algunas similitudes con el TDA/H, pero es en algunos casos mucho mas complejo y severo, afectando al correcto neurodesarrollo.

  • Cae siempre en los mismos errores
  • Mal control de las emociones
  • Dispersión
  • Pierde las cosas
  • Déficit de atención
  • Problemas con las rutinas

Los niños con SAF tienen TDAH, pero son mucho más tremendos y complejos

Daño del sistema nervioso central en SAF

El daño en el SN se puede valorar en 3 áreas :

  1. La estructura anatómica del sistema nervioso: cerebro pequeño (microcefalia) o anomalías en la formación del cerebro, etc.
  2. El funcionamiento neurológico: afectación  de las habilidades motoras, problemas visuales, mala coordinación entre la vista y la manipulación, etc.
  3. El funcionamiento intelectual: trastornos del comportamiento, agresividad, falta de autocontrol de los impulsos, falta de atención e hiperactividad, retraso mental, problemas de aprendizaje, problemas de integración social y de habilidades sociales, etc.

En nuestra práctica demostramos que el cerebro tiene capacidad de regenerar y de compensar las áreas dañadas.

Nuestro método basado en la ciencia naturopática, optimiza todas las funciones biológicas que intervienen en el neurodesarrollo, de forma natural. Corregimos todas las deficiencias, alteraciones o disfunciones en órganos y sistemas, que mejoran el neurodesarrollo del niño, con mejorías en las capacidades cognitivas y bienestar emocional, mejorando de paso la salud global.

NIVELES DE GRAVEDAD

Clasificación somera de los diferentes grados de afectación, en niños a causa de consumo de alcohol, en orden de mayor a menor gravedad:

  1. SAF

Presencia de anomalías faciales, retraso de crecimiento y evidencia de daño cerebral en un recién nacido o un niño con o sin exposición prenatal al alcohol confirmada

  1. SAF parcial

No se cumplen todos los criterios de SAF. Normalmente falta el retraso de crecimiento.

  1. Defectos congénitos relacionados con el alcohol (ARBD)

Presencia de anomalías físicas y otras malformaciones orgánicas relacionadas con el alcohol, por ejemplo: defectos cardíacos, malformaciones renales, problemas oculares, trastornos musculo-esqueléticos, etc.

  1. Trastorno del neurodesarrollo relacionado con el alcohol (ARND)

Clínica neurológica y neuropsicológica sugestiva de exposición prenatal al alcohol. No hay presencia de anomalías físicas ni retraso en el crecimiento, pero hay problemas que sugieren un neurodesarrollo anormal.

TDAH Y SAF, SIMILITUDES Y DIFERENCIAS

El diagnóstico de SAF se puede confundir con el del TDAH, ya que estos dos trastornos pueden afectar a las mismas áreas neuropsicológicas del niño: rendimiento intelectual global, funcionamiento ejecutivo, aprendizaje, memoria, razonamiento visoespacial, regulación del comportamiento, atención, control de los impulsos, dificultades en la interacción social, etc.

Será importante que evaluemos al niño con un profesional experto en el tema porque un diagnóstico erróneo nos llevaría a darle un tratamiento menos efectivo al niño afectad@. En casos en los que es posible hablar con la madre biológica, este diagnóstico será más fácil, pero en casos de niños adoptados, esto puede ser un diagnóstico complicado. Algunos de los rasgos diferenciales importantes son los siguientes:

En SAF y TEAF hay tasas más altas de problemas de comportamiento social que resultan de dificultades en la cognición social, el procesamiento emocional, etc. y también puede haber más problemas concernientes con la sobreestimulación que en TDAH. En este último hay más dificultad en concentración y atención sostenida que en TEAF y SAF.

En conclusión, en los niños con TDAH deben tenerse muy presentes los antecedentes personales maternos de ingesta de alcohol en el embarazo, con especial relevancia en niños adoptados procedentes de los países del este europeo. El proceso diagnóstico de valoración clínica y pruebas neuropsicológicas es muy similar entre niños con SAF y TDAH, y algunas pautas de intervención son similares, pero, los niños con TEAF/SAF pueden no presentar mejoras, incluso empeorar y reaccionar con mayores problemas conductuales cuando se les administra una medicación para TDAH, siendo por ello preciso realizar a una oportuna valoración neuropediátrica y diagnóstico diferencial en todos los niños y niñas con sospecha de TDAH.

 

 

Más amor, más salud

Quieres saber más? No dudes en contactarnos, os estamos esperando!

Contactar